domingo, 17 de junio de 2012

Capítulo 15. Entrenamientos.

¿Y que regalo? Aparte de que no hay absolutamente nada, solo unas palabras de feliz cumpleaños, o una ración más de postre en la cena. Entro a desayunar con mi uniforme ya puesto y veo como todos están ilusionados por Jale. Aunque el no lo esta tanto. Las palabras <<Vuelve a casa>> serían un autentico regalo pero en vez de eso no tendrá nada. Me siento a su lado en la mesa mientras el me mira cabizbajo de reojo.
-Hey, Jale, feliz cumpleaños.- digo dándole un abrazo.
Noto como esta triste, tenso.
-Te doy mi postre esta noche ¿Vale?. Ya sabes como es Lénart, siempre se acaba el último trozo de tarta o bizcocho que ponen.
-Gracias.- responde Jale en un intento de sonreír pero lo único que encuentro es una pequeña sonrisa.
Como todo lo que puedo, pero no demasiado. Tengo que conseguir fuerzas para el segundo entrenamiento de hoy aunque simplemente desayuno lo mismo que ayer.
Necesito averiguar para que quería Sómmon mi colgante, necesito preguntárselo luego.
Bajamos al Centro de Entrenamiento y aun quedan por llegar algunos tributos. Hoy habrá un almuerzo después de entrenar. Es de saber que los profesionales se sentarán juntos y esas cosas, forman una especie de secta. Luego, en la Arena, no se como se pueden matar entre ellos. A, son de sangre fría, no creo que les importe demasiado como a los demás.
Cuando ya han llegado todos nos disponemos a entrenar. Mañana será la demostración ante los Vigilantes, los cuales te puntúan de un 1 a un 12. Esta en "juego" tu reputación. Puedes parecer más fuerte o más débil, según lo que hagas.
-Venga, esta vez, puedo demostrar a los demás tributos lo que soy.- murmuro para mis adentros.
Encamino al puesto que Lénart me aconsejara que practicara.
Veo que muy pocos tributos están allí. Se compone de una gran pantalla y una mesa con diferentes tipos de pájaros y plantas. Consiste en buscar las parejas en la pantalla y en el teclado de la mesa en el menor tiempo posible. El tributo del distrito 3 parece bastante bueno, pero, creo que puedo conseguir un tiempo menor. Un momento, creo que me estoy convirtiendo en una persona arrogante. Esto es demasiado, el Capitolio me esta empezando a convertir en una persona de sangre fría. Y esta no soy yo.
Me dispongo a empezar la práctica. Tengo unos 15 segundos para visualizar todos los tipos de pájaros y plantas que encuentro en la pantalla. Son unos pequeños inconos y cuesta diferenciarlos. Ni siquiera tienen color, solo esta su silueta. Bien, parece que ya he diferenciado algunos, he encontrado sus parejas e iré descartando conforme menos me queden.
3, 2, 1. ¡Ya!. Empiezo tecleando las siluetas más fáciles, rápidamente. Acabo con las mas complicadas y las descartadas. Hmmm, 15'5 segundos, no esta nada mal. Creo que he hecho un nuevo récord. El entrenador que hay en esta prueba, me da la enhorabuena.



Reconozco que tengo un sentido de la vista muy agudo. Mi padre siempre me lo ha dicho. De pequeña, cuando iba al bosque con el aplaudía mi agilidad para reconocer los pájaros y plantas que encontraba.
Veo que no he perdido mi astucia, me ha venido bien practicar.
Los demás tributos quedan algo impresionados.
Me dirijo al puesto de lanzamiento de cuchillos. Uno de los profesionales, Cato, que es el tributo del distrito 2, esta practicando. No he visto persona con una sangre más fría que le de el. Traspasa maniquíes con una fuerza indescriptible al igual que con una espada. Lanza cuchillos a la parte del tórax con rabia. En uno de sus intentos, gira la mano y descubre que su cuchillo no esta y le obliga a parar la práctica. Furioso, ve con sus ojos echando chispas al chico del distrito 3, que es el único que esta cerca de donde se supone que se encontraba el cuchillo. La paga con el.
-¡Devuélveme el cuchillo!.- grita yendo hacia el.
-¡Yo no lo he tocado!. Cato se aproxima, empujándolo, originando una pelea. Dos Agentes de la Paz los separan y Cato sale del Centro de Entrenamiento. Algunos tributos miran arriba, sonrientes, algunos carcajeándose. Levanto la vista y observo la pequeña niña del distrito 11, con un objeto en la mano, colgando de una red que hay en el techo. Si, al parecer es un cuchillo. El cuchillo de Cato. Esta niña es un tanto escurridiza. Debes ser muy ágil para quitarle un cuchillo a alguien que hace una práctica tan rápida y sin que nadie se de cuenta. Algo me dice que esta niña, si, podría tener alguna esperanza en los juegos.
Bueno, todos la tenemos. ¿O no?.

6 comentarios:

  1. Genial, de verdad. Me ha encantado. Eres genial escribiendo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Muchas Gracias Violet, lo mismo te digo :3

      Eliminar
  2. el capitulo a sido bueniiiiiiiiiiiiisiiimoooo! una de mis partes favoritas de la pelicula es el gifts! ^^ por cierto las puntuaciones no son del 1 al 11 sino del 1 al 12 ( corrigelo ) sigue asi! :P

    ResponderEliminar